martes, 19 de junio de 2012


 

  

   






Luis o Louis Pasteur fue un químico y bacteriólogo francés que nació el 7 de diciembre de 1822 y murió el 28 de septiembre 1895. Sus investigaciones fueron un importante aporte en el área de las ciencias naturales, específicamente, en la microbiología y la química. Su descubrimiento más conocido es el proceso conocido como pasteurización, mediante el cual se eliminan las bacterias patógenas por medio de la aplicación de calor.
De pequeño, Pasteur cuando no estaba en la escuela, se encontraba ayudando a su padre en el trabajo de la curtiduría familiar. Si bien no era un alumno aventajado, bastó que conociera a un buen profesor, como el reconocido químico francés Jean B. Dumas, para que comenzara a interesarse por esa ciencia. Sus estudios los realizó en el Liceo de Besançon y se doctoró en ciencias en la Escuela Normal Superior de París.
Durante los años 1847 y 1853 se dedicó a la docencia en la Universidad de Estrasburgo y luego fue nombrado decano de la de Lille. Durante este período se dedicó a estudiar los problemas generados por la irregularidad de la fermentación alcohólica. Además, fue director de estudios científicos de la Escuela Normal de París y director del Instituto Pasteur desde que lo creó, en 1888, hasta el día de su muerte. Sus contribuciones en el área de la química le valieron la concesión de la Legión de Honor Francesa cuando sólo tenía 26 años.
En cuanto a la microbiología, su principal aporte fue el descubrimiento del proceso llamado pasteurización, en honor a su descubridor. Comprobó que las levaduras pueden reproducirse en ausencia de oxígeno, lo que demostró la existencia de los gérmenes. De esta manera rebatió que estos agentes patógenos se producirían por generación espontánea, como se creía en ese entonces, y dio la base para desarrollar la teoría germinal que plantea que todo ser vivo proviene de otro ser vivo.
En 1871 el propio Pasteur obligó que en los hospitales militares se hirviera el instrumental y los vendajes de manera de evitar infecciones en los heridos. También desarrolló un nuevo método de eliminación de microorganismos, ahora en los alimentos como el vino y la leche, por medio de la elevación de la temperatura hasta los 55 grados por un tiempo breve. Además desarrolló las vacunas para disminuir la virulencia de ciertos microorganismos patógenos. En 1881 desarrolló la primera vacuna de bacterias desactivadas de la historia.
Otro de sus aportes más famosos fue la creación de la vacuna contra la rabia. En 1885 un niño llamado Joseph Meister fue el primero en recibir esta solución frente a la mordida de un perro. Gracias al descubrimiento de Pasteur no desarrolló la hidrofobia.
Durante su vida, Pasteur le dio gran importancia al trabajo en el laboratorio. Consideraba que ese era el lugar donde se encontraría la salud y el bienestar para la humanidad. Con sus descubrimientos, sin duda contribuyó en esa línea y dio el puntapié inicial para la Edad de Oro de la Microbiología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada